;

Tarifas del transporte en consulta… ¿Qué?

  Por Carlos Gustavo Machicado

 

Hoy se vive en La Paz un paro de los transportistas que por primera vez debo admitir que es justificado por una razón muy sencilla. Los precios de cualquier bien o servicio que tenga mercado se determinan en el mercado y no a través de una consulta, aun así considerando que el principal insumo este subsidiado. Dicho de otra manera, a los problemas económicos hay que buscarles soluciones económicas.

Revisando la boleta de la consulta ciudadana del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, a la conclusión que llego es que al alcalde o a sus asesores se les olvido que la demanda tiene una pendiente negativa,  la oferta tiene una pendiente positiva y donde se cruzan se determina el precio de equilibrio. Lo que el municipio está queriendo hacer con la consulta es fijar una tarifa para los minibuses de Bs. 1.80, asumiendo que es el precio de equilibrio. Mi intuición señala que no es el precio de equilibrio, considerando que actualmente el pasaje a la zona sur está en Bs. 2.30 y que, por tanto, fijar un precio por debajo del precio de equilibrio significará generar un exceso de demanda, ver gráfico.

 

Si además de fijar tarifas, se busca  generar un servicio de calidad; obviamente, se producirán inconsistencias. Los excesos de demanda se van a traducir en peor calidad del servicio, pues las filas para tomar una movilidad aumentarán, especialmente en horas pico, y los minibuses eliminarán por completo el servicio de los voceadores/cobradores, teniendo los usuarios que agudizar su voz para gritar PARE o convertirse en contorsionistas para poder pagar el pasaje al chofer, que está delante bien atento a su música.

Otra barbaridad que uno encuentra en la consulta es que a través de ella se pretende eliminar los minibuses y especialmente los “carrys”. Este tipo de transporte no va a desaparecer porque la gente lo pida, va a desaparecer en la medida que la gente encuentre alternativas más cómodas, eficientes en el sentido que lleguen a todos los barrios y además cuesten igual o menos. Y aquí es donde entran los buses de transporte masivo que pueden ser públicos o privados. Me parece excelente la idea que tiene el municipio  de crear un sistema de buses con carril exclusivo que podría incluso ser subsidiado en un inicio. Con esto se va a reducir en gran medida la cantidad de minibuses que entren al centro, simplemente porque  el mercado estará desplazando la oferta de los mismos.

Los buses de transporte masivo también servirán para “regular” el precio de mercado: Si el precio de equilibrio resultará ser muy alto, entonces lo que hay que hacer es desplazar la oferta hacia abajo (aumentando buses) y no estar preguntando cuánto quiere pagar la gente por el servicio. Es más, hace un par de años,  cuando el mercado no estaba distorsionado recuerdo que el pasaje en minibús a la zona sur bajaba a Bs. 1.50 aun siendo oficialmente Bs. 2.30, ¿Por qué? Había más oferta.

* El autor es investigador senior del INESAD

Deja un comentario

Suscríbase al blog