Grandes desigualdades de género en la disciplina de economía y un outlier en Bolivia que inspira

amedinaceliPor: Agnes Medinaceli Baldivieso*

Es bien sabido que la participación de las mujeres en la disciplina de economía es significativamente menor en comparación con la de los hombres a nivel mundial. En Europa sólo 20% de los economistas senior son mujeres (1). En Estados Unidos, prácticamente en cada nivel de entrenamiento las mujeres son una minoría (2), y nada indica que esto vaya a cambiar en ese país. Un nuevo informe de un comité de la Asociación Americana de Economía muestra que, desde inicios de este siglo, no hubo un incremento en el porcentaje de mujeres que ingresan en el proceso para convertirse en economistas profesionales (3). Por su parte, en el Reino Unido alrededor de 28% de los estudiantes de economía son mujeres (4).

Bolivia ciertamente no es la excepción. En Bolivia también se observa que casi en todos los ámbitos y en todos los niveles de aprendizaje, las mujeres son una minoría. El porcentaje de estudiantes mujeres de economía es siempre menor que la de los hombres. Por ejemplo, en la carrera de economía de la Universidad Privada Boliviana de La Paz, de acuerdo al Jefe de Carrera, 28% de los estudiantes inscritos son mujeres. Con respecto al staff de planta de la carrera, 14 profesores son hombres y sólo 3 son mujeres.

En la prensa boliviana la gran mayoría de los artículos de opinión sobre temas económicos son escritos por hombres. Página Siete, uno de los periódicos más leídos en La Paz, cuenta con un total de 41 columnistas fijos de opinión, de los cuales sólo 11 son mujeres. De esas mujeres ninguna es economista. Lo mismo se encuentra en el oriente boliviano. Liliana Colanzi monitoreó el periódico El DEBER por un periodo y halló que de 30 columnas de opinión, 26 fueron escritas por hombres (5). No es de sorprenderse que ninguna de las 4 columnistas mujeres abordaron temas económicos.

Dentro de la política pública en Bolivia el escenario es similar. Las principales autoridades que toman decisiones importantes con respecto a la economía son en su gran mayoría hombres. En el Banco Central el directorio está conformado por 6 hombres (0 mujeres), y dentro de los 10 puestos ejecutivos, sólo 2 son ocupados por mujeres, de los cuales ninguno tienen relación con la economía: la Gerencia de Asunto Legales y la Gerencia de Recursos Humanos. Por su parte, el Ministerio de Economía y Finanzas y sus cuatro viceministerios también están encabezados por hombres.

De acuerdo a Diane Coyle, profesora de economía de la Universidad de Manchester, parte de este problema a nivel mundial es la falta de modelos a seguir (6). Las jóvenes que están interesadas en estudiar economía se encuentran sólo de forma ocasional con la fotografía de una economista poderosa en la prensa (básicamente Christine Lagarde y Janet Yellen). A nivel nacional, en la mayoría de los países los economistas más influyentes son hombres. De los 128 países que se tienen datos en 120 países la lista de los mejores economistas está encabezada por un hombre (ver Mapa 1 para más información) (7). Sin embargo, contra todas las tendencias, en este punto es donde Bolivia tiene una gran ventaja.

Mapa 1: Genero del mejor economista en cada país (de acuerdo a los rankings de IDEAS RePEC de diciembre 2017)

MapTopEconimistsByGender_smallspañol

Fuente: Andersen (2018)                                                                                                                                              Nota: El mapa es sólo indicativo, los bordes pueden haber sufrido pequeñas distorsiones.

En Bolivia, la lista de los mejores economistas, elaborada por IDEAS-RePEC, está encabezada por una mujer: Lykke Andersen (8). Yo tengo el privilegio de trabajar con esta increíble economista, la cual me inspira todos los días. Con el objetivo de compartir esta inspiración con otras jóvenes economistas en Bolivia cubriré brevemente la trayectoria de Lykke Andersen.

Lykke es danesa, pero lleva viviendo y haciendo investigaciones económicas en Bolivia por casi 20 años. Ha trabajado con el Banco Mundial, el BID, la CAF, las Naciones Unidas, Conservación Internacional, entre otros. Tiene en su haber más de 300 publicaciones, incluyendo una docena de libros y más de 20 artículos en revistas académicas. Como si esto fuera poco, Lykke es co-fundadora de INESAD, un think tank que de acuerdo al ranking Global Think Tank Initiative para 2017, se encuentra en el puesto 39 en el Top Think Tanks de Centro y Sudamérica, y es el primero en Bolivia (8).

Es cierto que las desigualdades de género en la rama de economía son alarmantes. Sin embargo, espero que más jóvenes que están considerando estudiar economía o que están estudiando esta carrera se inspiren en modelos a seguir para así cambiar lo que actualmente está sucediendo.

*Investigadora Junior de INESAD, agnesmedinaceli@gmail.com. Las opiniones expresadas en los artículos del Blog Desarrollo Sobre la Mesa pertenecen a los autores y no necesariamente reflejan la posición oficial de la Fundación INESAD.

Referencias

(1) The Economist (2017) Women and economics. The Economist: Christmas Edition. https://www.economist.com/news/christmas-specials/21732699-professions-problem-women-could-be-problem-economics-itself-women-and

(2) Wolfers, J. (2018) Why Women’s Voices Are Scarce in Economics. The New York Times. https://www.nytimes.com/2018/02/02/business/why-womens-voices-are-scarce-in-economics.html

(3) Lundberg, S. (2017) Committee on the Status of Women in the Economics Profession. American Economic Association. https://www.aeaweb.org/content/file?id=6388

(4) Mumford, K. (2014) More on the Gender Gap in Economics. Royal Economic Society. http://www.res.org.uk/view/art2Oct14Features.html

(5) Colanzi, L. (2017) ¿Y dónde están las columnistas? El Deber. https://www.eldeber.com.bo/opinion/Y-donde-estan-las-columnistas-20171127-0086.html

(6) Coyle, D. (2017) Economics has a problem with women. Financial Times. https://www.ft.com/content/6b3cc8be-881e-11e7-afd2-74b8ecd34d3b

(7) Andersen, L. E. (2018) Economics is the most dismal of sciences in terms of gender equality. Development Roast. (Link).

(8) Top 25% Institutions and Economists in Bolivia, as of January 2018. IDEAS REPEC. https://ideas.repec.org/top/top.bolivia.html

(9) McGann (2018) 2017 Global Go To Think Tank Index Report. University of Pensylvania. https://repository.upenn.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1012&context=think_tanks

 

también puedes ver

Algunas cifras actuales sobre la violencia contra las mujeres en Bolivia

Por Boris Branisa, Ph.D.* Hace algunos días, Lykke E. Andersen escribió un post en el …

One comment

  1. La economía se ha vuelto en una ciencia aburrida cuando no debía serlo. Muchos artículos y temas de investigación no tienen relevancia alguna, Ha perdido su perspectiva holística. Mientras no se lo recupere, no interesa a mucha gente, en particular, a las mujeres quienes acostumbran ver el mundo en más dimensiones que los hombres. Un tema interesante de investigación sería determinar si la poca participación de las mujeres en economía se debe a ello o a una problema de discriminación de género.