;

La tasa de crecimiento económico y el doble aguinaldo

Por Boris Branisa, Ph.D. *

El Gobierno boliviano, mediante el Decreto Supremo 1802 de noviembre de 2013, instituyó el segundo aguinaldo denominado “Esfuerzo por Bolivia” para las servidoras y los servidores públicos, trabajadoras y trabajadores del sector público y privado del Estado Plurinacional de Bolivia, que es otorgado en cada gestión fiscal si el crecimiento anual del Producto Interno Bruto (PIB) supera el 4.5%.

¿Cuál es exactamente la tasa relevante para este beneficio? El Decreto establece que se considera la tasa de crecimiento observada del PIB de un periodo de doce meses anteriores a septiembre de cada gestión fiscal; información que deberá ser comunicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en el mes de octubre de cada gestión al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas y al Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social. Desconozco cómo hace el INE exactamente para realizar el cálculo antes de informar en octubre a los ministerios y supongo que se basa, al menos parcialmente, en estimaciones. Sería útil que tanto la forma exacta de cálculo como la tasa calculada en octubre de cada año estén disponibles en la página web del INE.

Leer el resto de esta entrada »

Día del padre y embarazos en adolescentes en Bolivia

Por Lykke E. Andersen, Ph.D.*

Las tasas de fecundidad han estado bajando en todo el mundo mucho más rápido de lo que la gente nota. Las tasas de fecundidad en Bolivia, por ejemplo, bajaron de 6,5 bebés por mujer en 1971 a 3,2 en 2013, lo que es típico en países desarrollados (1).

Esta evolución me hizo sospechar que posiblemente el problema del alto número de embarazos en adolescentes en Bolivia podría haberse solucionado por su cuenta y que no tengo por qué preocuparme por ser abuela pronto.

Sin embargo, el último Censo en Bolivia (2012) indica que los embarazos en adolescentes siguen siendo muy comunes. Siete porciento de las mujeres de 15 años de edad ya tienen hijos y esta cuota se incrementa a un 49 porciento para las que tienen 20 años de edad, muchas de las cuales ya cuentan con tres hijos (Ver la Tabla 1). Leer el resto de esta entrada »

¿A quiénes beneficia la Bonanza Económica?

Por Beatriz Muriel, Ph.D. *

La bonanza económica que ha experimentado Bolivia durante los últimos diez años es ya bien conocida por todos; donde las razones se asientan desde el fuerte incremento de los precios de las materias primas hasta la nueva Ley de Hidrocarburos que permitió más recursos para el país. Sin embargo, en esta coyuntura hubieron muchos ganadores; pero lamentablemente también  perdedores ¿Quiénes son?

Una forma de analizar esto es a través de los trabajadores formales e informales; medidos aquí de acuerdo a su afiliación o no a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

La Tabla 1 presenta las tasas de crecimiento real (es decir, tomando en cuenta el aumento del costo de vida) promedio anual de los ingresos laborales por hora entre 2002 y 2012. En el caso de los trabajadores informales (no afiliados a las AFP), éstas han sido positivas, siendo la más importante el crecimiento de los ingresos en las zonas rurales (7.61%). Esta es, sin duda, una ¡muy buena noticia!; inclusive porque, en general, los retornos laborales de esta mano de obra han sido bajos. Aún, en el año 2012, en promedio, ellos tenían un ingreso por hora bajo (Bs. 3.63) comparado con sus semejantes urbanos (Bs. 10.45).

Sin título-1

Al respecto se han lanzado una serie de hipótesis para explicar esta buena noticia. Entre ellas, la primera es que la bonanza, acompañada de más dinero en la economía, ha generado una mayor demanda de bienes, pero sobretodo servicios, dinamizando la producción informal (como aquella realizada por las comideras, los lavadores de autos, los servicios para la construcción, etc.). La segunda es que los precios de varios productos agrícolas (soya, quinua, coca, etc.) han aumentado y, junto con ello no solamente se han beneficiado los grandes productores, sino también los micro y pequeños. La tercera es que ha habido un proceso de emigración del campo importante acompañado de un proceso de urbanización; lo que, por un lado, ha dinamizado aún más la producción informal y, por otro lado, ha reducido mano de obra en el área agrícola aumentando la productividad (por ejemplo, antes toda la familia trabajaba en la cosecha del terreno familiar y ahora solamente lo hace la mitad de ella pues algunos se fueron a España y otros a El Alto).

La Tabla 1 presenta también a los perdedores de esta bonanza, lo cual ciertamente es una ¡mala noticia! Ellos son los trabajadores afiliados a las AFP (asalariados y no-asalariados) del sector privado; que experimentaron, en promedio, una tasa de crecimiento negativa en sus ingresos laborales (-0.45% año). A  los trabajadores del sector público (administración pública, militares, profesores, médicos, etc.) les fue mejor; aunque la tasa fue baja (0,78% año). En las zonas urbanas esta tasa se mantuvo negativa (-0.34% año), coincidente con una mayor participación de trabajadores formales del sector privado, mientras que en las zonas rurales la tasa fue positiva concentrando básicamente los trabajadores del sector público y la cooperación.

En este caso también se han planteado una serie de hipótesis para explicar esta mala noticia. Entre ellas, la más importante está asociada a los elevadísimos costos de la formalización. Como ya es bien sabido, la formalización implica muchas gestiones y pagos (… pagar el impuesto a las utilidades, el impuesto al valor agregado, el impuesto a las transacciones, conocer cabalmente la norma para todos estos pagos para evitar las múltiples penalidades, contar con registros contables, laborales, etc. y actualizarlos mensualmente, inscribirse a FUNDEMPRESA, inscribirse a la Municipalidad, inscribirse al Sistema de Impuestos Internos, declarar continuamente todos los diversos gastos e ingresos, hacer filas interminables para las diferentes inscripciones, declaraciones y procesos, pagar el doble aguinaldo, seguros de salud, contribuciones a las AFP (fondo solidario, seguro profesional, seguro común, etc.), primas, indemnizaciones, desahucios, quinquenios, bonos dominicales, horas extras, asumir los costos de la inflexibilidad laboral, etc. etc. etc. etc.….) que en la práctica generan fuertes desincentivos a la formalización; aún más porque en muchos casos el sector privado formal no solamente compite con el informal, que como se vio está en bonanza, sino con el negro (contrabando de múltiples bienes que son expuestos a plena luz del día). De esta manera, una muy buena parte de los ingresos laborales de los trabajadores privados formales (empleadores, empleados, independientes y dependientes) se dedica a pagar parte de todos estos impuestos y gastos.

Ciertamente es una buena noticia que los ingresos de los trabajadores informales hayan crecido; pero la caída de los ingresos de aquellos formales insertos principalmente en el sector privado llama a una evaluación profunda de los múltiples desincentivos que existen en el país para el desarrollo productivo formal; el que incluso es más sostenible en un largo plazo.

* La autora es Investigadora Senior del INESAD, Ph.D. en economía, bmuriel@inesad.edu.bo

Increíble inequidad de Internet

Por Lykke E. Andersen, Ph.D. y Fabián Soria *

Según el último Censo Nacional de Población y Vivienda de Bolivia (2012), sólo el 9,6% de los hogares tiene acceso a Internet (ya sea fijo o inalámbrico). Teniendo en cuenta que la Constitución Política del Estado Boliviano toma en cuenta a las telecomunicaciones (incluyendo Internet) en la misma categoría que el agua, el saneamiento y la electricidad; como derechos humanos básicos, de todas formas la cobertura es terriblemente baja.

La principal razón para la baja cobertura es el alto costo de este servicio. Incluso después de la nacionalización del sector de las telecomunicaciones (2008) y la inversión de USD 300 millones en nuestro propio satélite de telecomunicaciones, Tupac Katari (2013), los servicios de Internet en Bolivia siguen siendo irregulares, caros y lentos, en comparación con otros países de la región. Para la mayoría de los bolivianos, tener Internet en casa es simplemente inalcanzable.

Leer el resto de esta entrada »

La Economía detrás de las 50 Sombras de Grey (prohibido para menores de 18 años)

Por Carlos Gustavo Machicado *

La novela erótica Cincuenta Sombras de Grey de la autora británica E.L. James publicada en 2011 es la primera entrega de una trilogía que describe la relación entre una universitaria recién graduada, Anastasia Steele, y un joven magnate de negocios, Christian Grey, que recientemente ha sido llevada al cine y en sus pocas semanas de proyección en todo el mundo, excepto en China, Malasia, Indonesia y Kenia, ha cosechado una serie de elogios y también críticas.

Dependiendo de la perspectiva con que se mire la película, ésta puede llegar a ser una gran película o una simple película erótica más. Si uno está buscando una película de amor con una historia romántica, ciertamente ésta no lo es. Si alguien está buscando un mensaje para las relaciones de pareja, tampoco es la indicada. Pero, si alguien está buscando entender un campo de la economía como lo es la Economía de Contratos; esta si es una película sumamente ilustrativa.

Leer el resto de esta entrada »

Producción, superficie sembrada y rendimientos del sector agrícola (2005-2013)

Por Luis Carlos Jemio *

Durante los años de la bonanza económica que vivió el país a partir de la segunda mitad de los 2000, el sector agrícola ha presentado un desempeño favorable, debido en algunos casos al crecimiento de las exportaciones de algunos productos agrícolas que se beneficiaron de precios altos en los mercados internacionales y también debido al aumento de la demanda interna. De esta forma, en el caso de los productos no-industriales, se observaron tasas de crecimiento importantes en la producción de quinua, trigo y sorgo en grano (cuadro 1). La producción de quinua por ejemplo, subió de 27,7 mil TM para el año agrícola 2005-2006 a 458,6 mil TM para 2013-2014, equivalente a un crecimiento de 16,7% como promedio anual durante este periodo. La producción de trigo creció a una tasa promedio anual de 5,8%, la de sorgo a 5% y la de papa a 3,8%. Leer el resto de esta entrada »

Trabajo y cerveza: una constante universal

Por Lykke E. Andersen, Ph.D. *

En Bolivia es el mes y la semana del Carnaval – la época del año con mayor consumo de cerveza. Los precios de cerveza acaban de volver a subir, alcanzando un indignante valor de 9 Bs o más por una pequeña lata de cerveza estándar en los supermercados. Esto corresponde a 3,64 dólares por 1 litro de cerveza; mucho más de lo que cuesta este producto en países más ricos, como Dinamarca.

Tomando en cuenta el bajo nivel de salarios en Bolivia y los altos precios de la cerveza, Bolivia es en uno de los lugares más caros del mundo para los amantes de la cerveza. En promedio, los bolivianos tienen que trabajar alrededor de 145 minutos para adquirir 1 litro de cerveza (1), mientras que en Estados Unidos, en promedio, las personas sólo tienen que trabajar durante 10 minutos para obtener la misma cantidad de este producto (véase el gráfico 1).

Leer el resto de esta entrada »

Moaz al Kasasbeh, Roberto Ángel Antezana, la hoguera y el derecho a la vida

Por Boris Branisa, Ph.D. *

La muerte en la hoguera (llamada a veces simplemente hoguera) se refiere a causar deliberadamente la muerte de una persona a través de los efectos de la combustión y tiene una larga historia como forma de ejecución. Este cruel castigo se aplicaba usualmente a delitos como la traición, la brujería y algunas prácticas proscritas. La hoguera era utilizada en sociedades tan diversas como Babilonia (la hoguera está prevista para ciertos crímenes en el famoso Código de Hammurabi, el primer conjunto de leyes conocido[1]), el antiguo Egipto[2], así como las antiguas Grecia y Roma[3]. Más cerca de nuestras raíces, la hoguera también fue utilizada en el Imperio Inca, para castigar ciertas prácticas prohibidas[4], y por la Inquisición Española, principalmente en la persecución de herejes[5]. Leer el resto de esta entrada »

¡Aguas… aguas!: Puede que estemos perdiendo más de 10 millones de dólares al año en las ciudades de La Paz y El Alto

Por Susana del Granado *

El año 2009 la demanda de agua sobrepasó la oferta en las ciudades de La Paz y Alto, que albergan al 59% de la población del Departamento; siendo El Alto una de las ciudades con mayor crecimiento poblacional en el Departamento (MMAyA, 2013).  Con la inquietud de buscar mayores fuentes de agua, y hacer una evaluación del uso de este recurso, el Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA) contrató a un consorcio para la elaboración del “Plan Maestro Metropolitano de Agua Potable y Saneamiento La Paz – el Alto” (PMM) que hace un recuento de la oferta, uso y desecho de agua de estas ciudades, sugiere futuras fuentes de suministro y futuros pasos para su tratamiento.

Leer el resto de esta entrada »

Dichos y Hechos de la Discriminación

Por Beatriz Muriel, Ph.D. *

Al respecto de los acontecimientos recientes en la zona sur de La Paz, la discriminación ha venido constituyéndose en un tema álgido y candente en varias esferas socioculturales. Sin embargo, como en el caso de la economía, las discusiones se vuelven emocionales y, en muchos casos, caen en el error de categorizar varios otros problemas que necesitan soluciones urgentes -y que no se entienden cabalmente- como “discriminación”.

Leer el resto de esta entrada »

Suscríbase al blog